• Heura Comunicación

La tecnología, una gran aliada para la diversidad funcional


Kevin Piette, piloto de exoesqueleto, en la demostración de un exoesqueleto creado por la empresa Wandercraft – Imagen de Reuters


La tecnología nos puede aportar cosas impresionantes. Pero ¿y si la utilizamos para facilitarle la vida a quién más lo necesita? Eso sería extraordinario.


Hay mucho más allá de la tecnología que utilizamos en nuestro día a día. Hoy queremos hablar de los exoesqueletos, un armazón mecánico con apariencia robótica, pero que consiguen ser de gran utilidad para las personas que presentan algún problema de movilidad, ayudándolas a solventar algunas de las dificultades con las que viven a diario.


Los exoesqueletos proporcionan libertad a las personas con problemas de movilidad

Los exoesqueletos pueden tener diversas funcionalidades, pero de los que queremos hablar son de los de rehabilitación. El objetivo del tratamiento rehabilitador con exoesqueleto es la reeducación de la marcha, ayudando a caminar a personas con problemas de movilidad, debido a enfermedades, accidentes o envejecimiento.


Los exoesqueletos de extremidades inferiores, hechos de materiales ligeros, llevan integrados los algoritmos robóticos de la caminata dinámica, lo que les capacita para simular el caminar autoequilibrado humano. Esto permite que la armadura que se incorpora al cuerpo de la persona le siga en todos sus movimientos.


El objetivo de estos robots es ayudar tanto a las personas que sufren la discapacidad como a quiénes cuidan de ellas, quiénes sufren grandes cargas físicas y mentales. además de a los terapeutas que siguen su rehabilitación.


Los exoesqueletos ofrecen autonomía a las personas con problemas de movilidad, permitiendo que puedan llevar las riendas de su vida diaria, pudiendo realizar tareas cotidianas como sentarse solas en el sofá, hacerse un café o tender la ropa en una casa no acondicionada.


En el siguiente vídeo, vemos como un usuario de silla de ruedas realiza diferentes tareas de la vida diaria con un exoesqueleto de Wandercraft, referente en el mercado de dispositivos médicos. Wandercraft ha participado en Cybathlon 2020 y en el Global Innovation Challenge 2021, iniciativas que impulsan el desarrollo de tecnología y robots de asistencia que ayudan a la autonomía de personas con problemas de movilidad y promueve la inclusión.


Romper barreras hacia una mayor inclusión

Como hemos comentado, la tecnología puede ser una gran aliada para proporcionar autonomía e independencia a las personas con movilidad reducida. Las herramientas y dispositivos que favorecen la movilidad de personas con diversidad funcional ayudan a que estas personas puedan desplazarse y ejecutar diversas acciones sin la ayuda de terceras personas.


Por ello, los exoesqueletos, y la tecnología en general, son una poderosa herramienta para fomentar la inclusión de las personas que poseen problemas de movilidad.


El futuro puede ser prometedor para las personas con diversidad funcional. Merece la pena la aportación de la tecnología para hacer la vida de estas personas un poco más fácil y que los robots de rehabilitación les ayuden a caminar de forma independiente, rompiendo sus barreras y aportándoles libertad en su vida diaria.


#discapacidad #innovación #exoesqueleto #AcciónSocial #IgualdadDeOportunidades #ResponsabilidadSocialCorporativa #rsc #integracion #inclusión


78 vistas0 comentarios